Image default
Policiales

Luego de acuchillar a sus hijos le envió una foto a su expareja

El hombre concretó el hecho en venganza contra ella porque se negaba a retomar la relación y tras el crimen, el hombre le mandó fotos de su hijo cortado en un brazo.

La madre de Thiago y de Priscila, quienes fueron atacados por su padre a cuchillazos el miércoles en Capilla del Monte, uno de los cuales murió y la otra permanece herida en grave estado, aseguró que su expareja concretó el hecho en venganza contra ella porque se negaba a retomar la relación y afirmó que, tras el crimen, el hombre le mandó fotos de su hijo cortado en un brazo.

“Le pido que no meta a los chicos y ahí me mandó una foto de un brazo con sangre. Pensaba que era el brazo de él, no pensé que era el de mis hijos”, relató ayer por la tarde Brenda Moyano, madre de los niños atacados por Gerardo Reyna (39) en una casa del barrio La Toma, en esa localidad del Valle de la Punilla, en Córdoba.

Como consecuencia del ataque, Thiago murió en el acto tras distintos cortes en su cuerpo, mientras que Priscila fue atendida en un hospital local y luego, trasladada en grave estado a una clínica de la ciudad de Córdoba, donde fue operada y permanece internada.

Reyna fue detenido y ayer fue imputado por la fiscal de instrucción Paula Kelm, acusado de “homicidio doblemente agravado por el vínculo y por femicidio vinculado” en perjuicio de su hijo Thiago (8), y de “homicidio en grado de tentativa” con los mismos agravantes en perjuicio de su hija Priscila (6). “Él mata a su hijo para infringirle sufrimiento de por vida a la mujer”, dijo Kelm, luego de agregar la carátula de “femicidio vinculado” a la imputación original que levantó el miércoles por la noche.

Por su parte, Brenda Moyano, la madre de los niños atacados, reclamó “justicia por sus hijos” y rogó por la recuperación de Priscila. “Es la única que me queda. Que él pague por lo que hizo, que no salga nunca más, porque si lo intentó una vez, si sale lo va a volver a intentar”, aseguró la mujer en declaraciones a medios locales.

Según pudieron reconstruir los investigadores, la mamá de los niños vivía en la ciudad riojana de Chilecito, ya que se había distanciado de Reyna en diciembre. La mujer sostuvo que nunca imaginó que el hombre pudiera agredir a sus hijos, ya que era un padre muy presente, y afirmó que se había llevado a Thiago y a Priscila con su autorización porque “los nenes estaban muy bien con el papá”.

También te puede interesar

Hombre asesinó a su hijo a puñaladas e hirió de gravedad a su hija

Carolina Juarez

Dirigente de la UCR pidió que el coronavirus “haga una limpieza étnica”

Santiago Castellanos

Córdoba: marcha atrás con la apertura

Ignacio Castellanos

Dos focos de incendios activos en Córdoba

Carolina Juarez

Córdoba: Municipales recrudecen las protestas contra el recorte de jornadas

Ignacio Castellanos