Image default
Policiales

Dio a luz en la calle y su bebé se quebró

El hospital Papa Francisco se negó a atenderla por «no tener especialistas». La bebé tiene fracturada la clavícula. Abrieron un sumario administrativo.

El mismo día en que la Corte Interamericana de Derechos Humanos sancionó a la Argentina por un caso de violencia obstétrica sucedido en 1992, en Salta se difundió un video de la noche del jueves que muestra a una mujer dando a luz en plena vereda del hospital Papa Francisco. Desde el nosocomio se negaron a atenderla.

Desde el Hospital Público Materno Infantil, donde fue derivada la mujer luego de parir, informaron que la madre y su hija se encuentran bien, aunque la bebé tiene fracturada la clavícula producto de haber caído al asfalto.

El flamante ministro de Salud, Federico Mangione, dijo que a la beba se le realizaron tomografías y que tiene un traumatismo de cráneo. «Pero el estado general es estable», indicó. «Estoy bastante molesto con todo esto, se tomarán las medidas que se deban tomar», advirtió. A la par destacó la falta de controles necesarios y señaló que la madre se enteró «de casualidad» el 17 de enero que estaba embarazada.

En las imágenes que se viralizaron se puede ver a la mujer en el piso, mientras es asistida por enfermeros y médicos. Por detrás se alzan voces de reclamo al personal sanitario por haberse negado a atenderla. «Yo estaba por acercarla al hospital y no la atendieron, querían llamar a una ambulancia, tuvo que parir en la calle, el bebé cayó», se escuchó decir a una indignada mujer.

Según indicó el padre de la beba a medios locales, el jueves alrededor de las 23 llevó en su moto a su mujer al hospital Papa Francisco, porque «le dolía el estómago». Sergio relató que «ella se bajó y mientras yo dejaba la moto ella entró, pero luego salió porque le dijeron que no había médico para atenderla. Estábamos en la parte de la guardia».

En ese momento, señaló, su mujer le pidió que llamara a una ambulancia porque «no daba más». Entonces, por segunda vez el personal de guardia negó asistencia y los derivaron al 911. Pero al comunicarse con el Centro Operativo, la pareja tampoco recibió la asistencia necesaria y le respondieron que no podían enviar la ambulancia porque debían dirigirse al Centro de Salud de Solidaridad o al Materno Infantil. «Íbamos a ir en remís, cuando se acercó una señora que estaba en el lugar y se ofreció a llevarnos en su auto, que estaba al frente. Cuando bajamos el cordón mi mujer ya no podía caminar y ahí rompió bolsa. Sentí que algo cayó y miré para abajo y el bebé estaba en el piso», relató.

El personal sanitario finalmente habría salido a dar asistencia por exigencia de las personas que se encontraban presentes, que comenzaron a golpear las puertas y ventanas.

Sanciones

El gerente del nosocomio que quedó bajo la lupa, el médico Daniel Mamaní, advirtió que si bien el hospital era el único polivalente de la ciudad, durante la pandemia «dejó de atender a niños y embarazadas». Sin embargo, advirtió, la atención de emergencia de todos modos se debería haber realizado. «Es lamentable el hecho, más aún sabiendo que hace mes y medio recibimos a embarazadas con trabajo de parto», indicó.

El médico señaló, en la mañana, que se recaba información escrita y las imágenes de las cámaras de video para enviarlas al Ministerio de Salud y que se abra un sumario administrativo al personal de guardia interviniente, y se «establezcan las sanciones disciplinarias que correspondan».

Según precisó el gerente, apenas enterado de la situación se comunicó con el personal que le indicó que «no hubo una buena comunicación con la señora que no supo o no entendió que estaba en trabajo de parto. De todos modos se la debería haber atendido», remarcó.

En tanto, el ministro de Salud aclaró «a la comunidad» que se tomarán todas las medidas necesarias que se deba con la institución. Posteriormente indicó que el «primer error fue que la paciente fue al hospital Papa Francisco, la recibió una recepcionista y le dijo que como no tenían ginecólogos ni obstetras, la despide a la calle. La tienen que recibir así no haya ningún ginecólogo porque es prioridad».

Mangione indicó que le iniciaron un sumario administrativo a la recepcionista «porque no dio aviso a ningún médico». Y agregó que se hará una investigación minuciosa, «para tomar las medidas correctivas necesarias, a fin de que hechos similares no vuelvan a producirse».

También te puede interesar

«En el hospital van a quedar los casos más críticos»

Ignacio Castellanos

Por primera vez se realizó una cirugía de cáncer de colon en el Papa Francisco

Carolina Juarez

Más camas en terapia intensiva para el hospital Papa Francisco

Ignacio Castellanos

Apuñaló a un joven cerca del Hospital Papa Francisco

Carolina Juarez

Trabajadora del Papa Francisco, con COVID-19

Carolina Juarez

Nuevos respiradores y equipamiento para el Centro de Referencia de atención COVID19

Ignacio Castellanos