Image default
Sociedad

Solicitan ayuda urgente para niños wichís huérfanos

Son de dos familias que perdieron a sus mamás. La maestra de los niños lanzó la campaña. Llamarla al: 3873607156.

A la miseria de los niños wichís, a sus pies en ojotas aún llegado el invierno, a los mocos colgando de las narices frías, al hambre eterno, la realidad le suma la irreparable orfandad que padecen muchas familias, cuyos miembros no acceden a los servicios médicos básicos en tiempo y forma. Tales parecen ser los casos de dos madres muy jóvenes que murieron en los últimos días en las comunidades de la Ruta 86 de Tartagal, dejando a sus hijos sin el regazo cálido, sin los abrazos y los besos imprescindibles para crecer en la pobreza, sin lo básico.

Esta vez fue una maestra jardinera, Laura Álvarez, quien pidió ayuda a través de sus redes sociales para dos alumnos que perdieron a sus mamis. Es docente de la escuela Nº4249 Asamblea de Dios de la ruta 86, kilómetro 6, de Tartagal, donde casi todos los alumnos son wichis y tobas. «En mi salita del turno tarde tengo 25 alumnos, pero la escuela tiene dos salas de Nivel Inicial en dos turnos, y son más de 100 alumnos en los jardines», explicó.

Sobre el posteo en las redes pidiendo solidaridad para tres niños huérfanos de una familia y dos de otra, Laura contó: «El mes pasado falleció la mamá de mi alumna Cecilia Lorio, murió por un problema de vesícula, según contó la abuela de la niña. Fue al hospital de Tartagal con dolores abdominales y no volvió más. Ahora está huérfana Cecilia con su hermanito de dos años, ambos al cuidado de su abuela y de su papá. Ella se está adaptando a su nueva situación, aunque extraña a su mamá que siempre la venía a buscar. Es una familia wichi de muy escasos recursos, su papá es changarín. Ella, como todos los chicos, necesita ropa, calzado y alimentos».

Sobre la pérdida más reciente de una mamá del jardín, Laura detalló: «El martes murió la mamá de mi alumno Jeremías Pérez. La señora, muy joven, el 24 de mayo tuvo una bebé por cesárea, era su tercer hijo y le ligaron las trompas. El martes, el papá de los chicos, que también es un wichi changarín, contó que su señora tuvo un fuerte dolor de panza y se desmayó. Llamaron a la ambulancia y nunca llegó. Tuvieron que llevarla en un transporte particular. Era una emergencia, quizás podrían haber salvado a una mamá de tres niños que sufrirán mucho su ausencia. Los pequeñitos tienen 4 años, 2 años y una recién nacida. Me pregunto qué pasa con la atención médica a los originarios».

Y agregó: «Convoco a todas las personas solidarias a colaborar con ropita nueva o usada en buen estado para nena recién nacida, niñas y niños de 2 y 4 años. Necesitan también leche Nidina, pañales, calzados, abrigo. Si es en Tartagal, voy a domicilio a retirar, pueden llamarme al: 3873607156«.

Laura señaló: «Todos mis alumnos necesitan ropa de abrigo y calzados. Ellos están con los moquitos colgando porque hace frío y van desabrigados, algunos con chancletas. Ni enfermos faltan porque comen en la escuela».

También te puede interesar

Encontraron una mujer wichi inconsciente en medio del monte

Carolina Juarez

«Quiero justicia por mi hija, una justicia que valga la pena»

Carolina Juarez

Dos hermanitos wichí fallecidos, exhumaron el cuerpo de uno de ellos

Carolina Juarez

Finalizaron las primeras obras para llevar agua a los wichís en Salta

Carolina Juarez

Una menor de la comunidad wichi fue asesinada a puñaladas

Carolina Juarez