Image default
Policiales

Femicidio seguido de suicidio

El empresario Jorge Neuss y su esposa Silvia Saravia, tenían rastros de haber consumido alcohol, según surgió en los exámenes toxicológicos.

El empresario Jorge Neuss y su esposa Silvia Saravia, quienes murieron en un femicidio seguido de suicidio ocurrido el 10 de octubre en el country Martindale de Pilar, tenían rastros de haber consumido alcohol, según surgió en los exámenes toxicológicos.

Se trata de los primeros resultados de los estudios que se realizaron sobre las muestras de sangre que se les extrajo.

«Hay presencia de alcohol en ambos. El dosaje aún debe confirmarse con estudios complementarios, pero sería alto para el horario en que ocurrió todo, al mediodía, e indicaría que bebieron durante la noche o la madrugada previa». La fiscal de la causa, María José Basiglio, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Violencia de Género de Pilar, espera otros análisis toxicológicos para saber si en las horas previas a los hechos, además del alcohol, Neuss (72) y Saravia (69), también habrían consumido o no algún fármaco.

La principal hipótesis de la fiscal Basiglio es que la pareja no atravesaba un buen momento, que por algún motivo tuvieron una fuerte discusión la noche previa que hizo que Saravia fuera a dormir a la casa de su hija y que, al verla al día siguiente, Neuss decidió asesinarla y matarse.

Hace dos semanas se supo que un peritaje de la División Microscopía Electrónica de la Policía Científica bonaerense determinó la presencia de rastros de pólvora en ambas manos de Neuss y en la izquierda de Saravia.

El estudio, llamado MEB por la utilización de un Microscopio Electrónico de Barrido, se hizo con las muestras tomadas el día del hecho a las manos de la víctima y el victimario, y consiste en encontrar bario, plomo y antimonio, los tres elementos químicos que se dispersan e impregnan ante la deflagración de un disparo.

Para los investigadores fue la confirmación de que el hombre fue quien disparó.

El peritaje refuerza las conclusiones de las autopsias, donde se determinó que Saravia fue asesinada, luego de ser sorprendida en el baño y de haber intentado defenderse, de un único disparo con el que Neuss la ejecutó apoyado en la cabeza tras tomarla del cabello.

En la autopsia también detectaron que al dispararle a su esposa, el empresario se autolesionó con ese mismo disparo en el dedo pulgar de su mano izquierda -donde ahora también se hallaron residuos de pólvora-, y que luego se pegó el tiro en la sien derecha parado en el vestidor-antesala del baño en suite, mirando hacia su mujer ya asesinada.

El hecho ocurrió el 10 de octubre en el country Martindale de Pilar, cuando Saravia, luego de pasar la noche en la casa de su hija, dentro del mismo barrio cerrado, regresó al mediodía y le dijo a las empleadas «subo a buscar unas cosas».

A poco de que la mujer subió al primer piso, rumbo a su habitación, las dos empleadas, que estaban en planta baja, escucharon dos disparos, subieron, notaron que la puerta del cuarto estaba trabada y llamaron a los hijos que descubrieron a su madre asesinada y a su padre gravemente herido de un tiro en la cabeza.

También te puede interesar

El adolescente detenido por el femicidio de la niña wichí se abstuvo de declarar

Carolina Juarez

Su ex la asesinó en la vía pública en Tucumán

Carolina Juarez

Requieren juicio para los tres imputados por el femicidio de Gimena Bernasar

Carolina Juarez

Una mujer fue asesinada frente a sus hijos

Carolina Juarez

Femicidio en Ayacucho

Carolina Juarez

Elevación a juicio por el crimen de Jimena Salas

Carolina Juarez