Image default
Policiales

Dos gendarmes intentaron secuestrar a una joven wichí

Santa Victoria Este: Los agentes intentaron subir a la fuerza a su automóvil a una joven de Misión La Paz. Ambos fueron detenidos.

El titular de la Fiscalía Penal de Salvador MazzaArmando Cazón, investiga a dos gendarmes destinados en la localidad de Santa Victoria Este, acusados de intentar raptar a una joven integrante la comunidad del Pueblo Wichí de Misión La Paz.

La investigación se conoció por una denuncia que la joven, de 24 años, presentó en la Subcomisaría de Santa Victoria Este, en la que contó que el 22 de enero último había pasado la tarde en el río Pilcomayo junto a dos amigas, y cuando estaban regresando a sus viviendas fueron interceptadas por los ocupantes de un vehículo blanco con vidrios polarizados en plena calle principal de aquel poblado. Del automóvil bajaron dos varones “uno de aproximadamente un metro noventa de altura y el otro de estatura más baja con una remera de color verde oscura”, consta en el escrito policial.

Las tres mujeres salieron corriendo, pero uno de los hombres alcanzó a la denunciante, la sujetó de un brazo e intentó subirla al auto. En el forcejeo, la mujer pudo escapar aunque con lesiones en su muñeca. La historia no terminó allí, sino que las persiguieron en el vehículo hasta que las jóvenes pudieron ingresar en un domicilio desconocido pidiendo auxilio.

El movimiento y los pedidos de ayuda provocaron que varios vecinos salieran y finalmente los ocupantes del automóvil se retiraron. En su huida, una piedra rompió la luneta trasera, lo que hizo que más tarde, cuando los miembros de la comunidad salieron a realizar la denuncia lo reconocieran estacionado en la Base Operativa de Gendarmería.

Sin embargo, quien estaba a cargo en ese momento del establecimiento se negó a dar los nombres e identificar a los dos gendarmes, allí comenzó una discusión que terminó cuando uno de los dos autores del intento de secuestro apareció insultando a todos los presentes y asegurando que “todas las mujeres indias son de la joda y que son prostitutas”.

La chica que había logrado escapar se presentó en la Subcomisaría acompañada por su familia y las otras dos mujeres y radicaron la denuncia. Al enterarse de lo sucedido, el fiscal Armando Cazón solicitó inmediatamente la detención de los dos gendarmes por “privación ilegítima de la libertad en grado de tentativa, agravado por la condición de funcionario público en perspectiva de género”.

También te puede interesar

Intentaron secuestrar a una joven en Quilmes

Carolina Juarez