Image default
Sociedad

Detectaron a más de 50 niños en riesgo nutricional

En un rastrillaje sanitario en el norte provincial, debieron derivar a más de 1.000 personas a distintos hospitales de la zona.

Equipos de salud del Gobierno de la Provincia detectaron y asistieron a más de 50 niños en riesgo nutricional en el marco de un operativo realizado en cinco localidades del norte salteño.

Una vez concluido este tramo del trabajo los equipos se trasladarán a otras localidades y parajes para continuar con las tareas de prevención y detección de situaciones de riesgo en comunidades de la zona.

Ayer se informó que en el marco de la aplicación de estrategia de barrido sanitario realizado en el norte de la provincia, el Ministerio de Salud Pública asistió a más de 4.600 niños y niñas pertenecientes a las áreas operativas de Pichanal, Embarcación, Mosconi y Tartagal, a las que se sumó Morillo.

Durante las dos semanas de trabajo en territorio se llevó a cabo el rastrillaje con más de 3.700 familias, en el cual se registró a 50 niños con riesgos nutricionales. En este caso se notificaron afecciones gastrointestinales, deshidratación y cuadros febriles leves.

A lo largo del operativo el equipo multidisciplinario realizó tratamientos antiparasitarios, control de embarazadas, vacunaciones para completar el carné, entrega de leches, derivaciones a los hospitales cabecera de la zona y atenciones domiciliarias.

De esta manera se controló el embarazo a 333 mujeres, se vacunó a 263 niños y a 100 adultos. Además, se efectuaron más de 1.000 derivaciones a los nosocomios de las distintas áreas operativas, según corresponda el área de cobertura de cada comunidad.

Se indicó que la estrategia sanitaria de barrido consiste en visitar y recorrer una comunidad casa por casa para la identificación de embarazadas, detección de distintas patologías, completar el esquema de vacunación y para la toma de datos antropométricos (peso y talla) en niños y niñas.

Para ello trabaja un equipo multidisciplinario compuesto por agentes sanitarios, médicos, nutricionistas y enfermeros que llevan a cabo visitas domiciliarias y actividades comunitarias en la zona.

Salir a terreno

La subsecretaria de Medicina Social, Gabriela Dorigato, destacó que hubo «una decisión de salir a terreno porque además de la emergencia sociosanitaria que tenemos en el norte estuvimos también atravesados por la pandemia, lo que dificultó un poco nuestro proyecto a corto, mediano y largo plazo cuando asumimos y empezaron las mortalidades».

Explicó además que «nosotros habíamos programado muchas tareas preventivas para poder llegar bien preparados en esta época, nos atravesó la pandemia y nos dificultó muchas de las acciones que teníamos programadas porque, incluso, algunas comunidades no nos permitían entrar a hacer los controles».

Resaltó que para esta tarea cuentan con «un montón de recursos que nos puso el gobernador (Gustavo Sáenz), como el alquiler de camionetas 4×4 con las características necesarias para poder llegar a los lugares más alejados y de más difícil acceso, porque incluso se nos dificulta por las lluvias», y que «este recurso fue fundamental para la búsqueda activa de personas en riesgo».

Dorigato destacó que «hasta el momento consideramos que fue muy exitoso el objetivo de sacar el hospital al terreno, teniendo en cuenta que algunas comunidades están muy alejadas y la mayoría de las veces no tienen cómo llegar, no cuentan con caminos adecuados y es imposible transitar cuando llueve, incluso con vehículos preparados para terrenos difíciles».

Dijo que son personas que están «alejadas y sin comunicación, no cuentan con las posibilidades necesarias, por eso es fundamental tenerlos bajo nuestro radar y que tengamos la posibilidad de contar con las camionetas fue un recurso primordial».

«Entre mañana (por hoy) y pasado (por mañana) nos trasladamos para La Unión, Rivadavia, Alto La Sierra, Santa Victoria y Aguaray«, indicó ayer la funcionaria provincial, y reveló que «vamos a ir haciendo el operativo escalonado por una cuestión de disponibilidad de transporte«.

Dijo además que «muchos de los niños detectados ya estaban en nuestro radar y los visitamos en el marco del seguimiento que les venimos haciendo». Alertó sobre la importancia de la prevención y rápida actuación para llevar a los niños al hospital más cercano en caso de diarreas y vómitos porque «las condiciones climáticas de la zona llevan rápido a una deshidratación del niño».

Finalmente, Dorigato hizo un reconocimiento al «compromiso de los equipos de salud, fundamentalmente los agentes sanitarios que hicieron un enorme esfuerzo durante todo el año a pesar de la pandemia para seguir trabajando por los niños».

También te puede interesar

Secuestran camiones con 180 mil kg de maíz a granel

Carolina Juarez

Ciclo de encuentros de la Defensoría de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes

Carolina Juarez

Crimen de un joven en el norte

Carolina Juarez

Córdoba comenzó a vacunar a los chicos de 3 a 11 años

Carolina Juarez

Registraron más de 400 casos de dengue en el norte provincial

Carolina Juarez

¿Qué falta en los hospitales del norte provincial?

Ignacio Castellanos