Image default
El Mundo

Chile reabre sus fronteras aéreas con fuertes controles

Los pasos terrestres y marítimos seguirán cerrados hasta nuevo aviso. Para ingresar al territorio Chileno se pedirán como requisitos excluyentes una declaración jurada y un examen de PCR (hisopado) negativo.

Chile reabrió ayer lunes 23 de noviembre sus fronteras después de ocho meses de cierre por la pandemia de coronavirus. Por el momento, solamente será permitido el ingreso al país por vía aérea a través del aeropuerto internacional de Santiago, allí se adoptarán las más estrictas medidas de control de la pandemia, y los pasos terrestres y marítimos seguirán cerrados hasta nuevo aviso.

El presidente Sebastián Piñera dijo en declaraciones que «después de 5 meses de continua mejoría en la situación sanitaria promedio de nuestro país, y gracias al esfuerzo y aporte de todos los chilenos y a las medidas de protección sanitaria que ha adoptado nuestro Gobierno, queremos anunciar la primera etapa del proceso de reapertura de nuestras fronteras para los extranjeros no residentes en nuestro país».

Sin embargo, el número de contagios aun se mantiene alto en varias ciudades del sur de Chile, por lo que en dichas localidades se volvieron a aplicar las cuarentenas.

La frontera de Chile fue cerrada el 18 de marzo tras la instalación del estado de emergencia por catástrofe debido al coronarivus, que a la fecha afectó más de 526.000 personas y provocó más de 14.600 muertes.

Todos los extranjeros, a su ingreso a Chile deberán completar una Declaración Jurada, entregando información de su estado de salud, sus planes de viajes y sus contactos en Chile. Además, antes de embarcarse con destino a Chile, deberán presentar un test PCR con resultado negativo, que tendrá que ser realizado por un laboratorio reconocido por las autoridades sanitarias del país de origen y que tendrá que tener como máximo 72 horas de antigüedad, tal como había anticipado el presidente Piñera.

Según la evolución sanitaria, el gobierno estima a ir extendiendo a otros aeropuertos y a puntos de entrada terrestres y marítimos. Piñera agregó que, hasta el 7 de diciembre, los extranjeros no residentes que provengan o hayan estado en los últimos 14 días en países declarados de alto riesgo por la Organización Mundial de Salud, deberán cumplir obligatoriamente con una cuarentena de 14 días en nuestro país.

En la región Metropolitana viven 7,1 de los 18 millones de habitantes del país, allí las medidas de confinamiento fueron levantadas hace semanas, lo que permitió la reapertura de comercios, gimnasios y restaurantes con aforos restringidos.

Todos los que ingresen a nuestro país, chilenos y extranjeros, deberán someterse a un periodo de vigilancia de 14 días, que les exigirá informar diariamente su ubicación y estado de salud a la autoridad sanitaria para poder llevar un buen control y monitoreo, agregó. «El objetivo de nuestro Gobierno es compatibilizar dos grandes misiones. La primera es proteger la salud y la vida de nuestros compatriotas, y la segunda, que está subordinada a la primera, es proteger también los empleos, ingresos y calidad de vida de nuestros compatriotas».

La industria del turismo, fuertemente golpeada por la pandemia, esperaba con ansias la reapertura de fronteras y el ministro del rubro, Lucas Palacios, dijo que esperan que unos 300.000 turistas visiten Chile en los meses del verano austral. 

Izkia Siches, presidenta del Colegio Médico, manifestó su preocupación por esta medida. «Es una medida poco prudente. Es difícil el seguimiento de turistas, todavía estamos al debe en trazabilidad y deberíamos estarnos preparando para contener el rebrote, no propiciarlo», criticó .

También te puede interesar

La segunda ola de contagios en Argentina

Ignacio Castellanos

Empresas garantizan el «normal abastecimiento» de alimentos y bebidas

Ignacio Castellanos

2020 con coronavirus se parece a 1918 y la gripe española

Ignacio Castellanos

Trump suspende por 60 días los permisos de residencia a inmigrantes

Ignacio Castellanos

279 fallecidos mientras avanza la planificación de la vacunación masiva

Ignacio Castellanos

Inquietud en el Valle de Lerma

Ignacio Castellanos