Image default
Sociedad

Vuelos de repatriados

Regreso en aviones militares.

“El Gobierno está haciendo vuelos de repatriación con Aerolíneas Argentinas, pero por ser una línea comercial, necesita de una infraestructura y un servicio aeroportuario”, explicó Martín Torres, coordinador de la misión de Cascos Blancos en Ecuador. Algunos aeropuertos, como los de Guayaquil, Lima y San Pablo, están cerrados, hubo que apelar a los vuelos de aviones militares, Hércules y Fokker de la Fuerza Aérea.

Las listas de viajeros y el traslado a los aeropuertos corre por cuenta de las autoridades consulares en esos país, pero se necesita un apoyo logístico, brindado por Cascos Azules, Fuerza Aérea y los médicos, que se encargan del control sanitario.

“En Ecuador eran más de 700 los argentinos que estaban allá, pero volvieron unos 400 o 500, porque otros decidieron quedarse porque tenían lugares seguros para pasar la cuarentena”. Entre los que volvieron hubo “muchos pibes que viajaron como mochileros”, señaló Torres. “Lo que nosotros hacíamos era ocuparnos de todo el manejo del equipaje, migraciones, control de narcóticos con perros, todo lo que hace el personal de un aeropuerto”.

Otra de las tareas era explicar cómo iba a ser el regreso, cómo tenian que hacer para llegar a sus domicilios una vez arribados a Buenos Aires, dónde van a pasar la cuarentena y hasta “decirles que no es lo mismo viajar en un Hércules que en un avión comercial”. Entre los que volvieron, había mucha gente del interior del país, de Córdoba, de Mendoza, de Tucumán, de las provincias patagónicas, y también hay que encargarse de la logística de los viajes de regreso de esas personas.

“Había que buscar un equilibrio entre la decisión del Gobierno de no dejar gente varada en el exterior, ya la vez resguardar todas las cuestiones que tienen que ver con el control sanitario”, precisó Torres. “Se trae gente del exterior, pero se puede traer también el virus, porque se podía dar el traslado de infectados en los vuelos”, precisó. Hubo en total ocho vuelos que trajeron argentinos y dos vuelos que llevaron ecuatorianos a Guayaquil, desde Buenos Aires y otros que subieron en la escala que se hizo en Lima. Están previstos nuevos vuelos, para la semana que viene, a Brasil y Colombia.