Image default
El País

Verano y peligros en Argentina

El Gobierno en alerta frente a manifestaciones, las fiestas y las vacaciones

Las controversias derivadas por la contratación de las vacunas desvió el foco de atención de la pandemia en Argentina, pero el gobierno observa con preocupación un crecimiento de la curva de casos temiendo un rebrote cuya causa serían las fiestas, las vacaciones estivales y ciertos incumplimientos.

«Todos se están relajando, llegan las fiestas, la gente quiere reunirse, las campañas para mantener los cuidados se relajaron, también los controles y todo se vuelve muy peligroso«, expresó a la agencia ANSA un epidemiólogo participante en las reuniones de gobierno.

«Vemos lo que está pasando en Europa. No estaremos ajenos a una segunda ola. Y encima viene el verano, las salidas y la vida de playa de por sí libertina», amplió.

El portal de noticias Infobae advirtió, «La pandemia no terminó y las vacunas no llegaron», a pesar que en diciembre hubo señales positivas en los datos epidemiológicos, con una baja marcada en la cantidad de casos que había en la provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (AMBA), donde estuvo concentrada la mayor cantidad de contagios durante el año.

Sin embargo, el escenario comenzó a modificarse lentamente. Algunas señales dispararon alarmas en el gobierno de Alberto Fernández y llevaron al Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, a tomar la decisión de convocar a una reunión de urgencia.

Luego de ello, el presidente Fernández anunció la prorroga del Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (DISPO) en todo el país hasta el 31 de enero del año próximo, asimismo instó a toda la sociedad extremar las medidas de cuidado en el marco de las fiestas de fin de año. En el Gobierno observan que el cumplimiento de los protocolos es cada vez menor -incluso el uso de tapabocas- y, en consecuencia, la posibilidad de un rebrote aumenta, más aún con la llegada de la Navidad y el Año Nuevo, con reuniones y compras masivas.

Otro factor de preocupación fue una serie de manifestaciones recientes, que los expertos señalan como disparador de los contagios: el fallecimiento de Diego Maradona y las honras fúnebres masivas, el festejo en el obelisco de los hinchas de River Plate al cumplirse dos años de su victoria en la final de la Copa Libertadores de fútbol ante su eterno rival Boca Juniors y las manifestaciones numerosas a favor y en contra del aborto, por una ley que está tratando el Congreso, que ya tuvo media sanción y pasó a tratamiento en el Senado, lo que derivará en más marchas.

Las Fiestas de fin de Año

Las celebraciones de fin de año son de suma importancia para la reactivación de la empobrecida economía argentina, es por esto que las autoridades se ven obligadas a mantener un delicado equilibrio en las decisiones.

La llegada de las fiestas y de la temporada de verano aumentó la preocupación en los últimos días en las autoridades argentinas. El gobierno de la Provincia de Buenos Aires estableció un protocolo para que la gente se cuide al máximo durante la Navidad.

Entre las recomendaciones, la principal es reducir el contacto con otras personas diez días antes de la cena navideña.

Sobre todo aquellos que se reunirán con personas que tienen más de 60 años o que poseen algún factor de riesgo.

Las vacaciones

La mayor preocupación en Buenos Aires está ligada a las vacaciones de verano y el comportamiento de la gente. Playas, fiestas privadas y locales gastronómicos pueden ser una bomba de tiempo para impulsar los contagios.

Daniel Gollan, el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, advirtió anoche que hay un rebrote en algunos indicadores que son preocupantes para la reactivación de actividades de la provincia. «Veníamos bastante bien hasta la semana pasada y ya empezamos a percibir que no solo se frenó la caída, sino que hay un rebrote de algunos indicadores que son preocupantes», sostuvo anoche.

«Venían en un descenso las consultas de forma espontánea sobre la percepción de síntomas compatibles con el Covid-19, y esta semana tiene un rebrote este indicador, que a los 10 días implica un crecimiento de casos», explicó. Y se alarmó porque hay un relajamiento en la gente debido a una falsa sensación de que esto ya terminó.

Más drástico, el jefe de gabinete, Cafiero, avisó que «la segunda ola del virus no es inevitable». «Si hacemos el esfuerzo la segunda ola será pequeña e insignificante. Esperemos no tener que enfrentarla en 2021. La pandemia no está superada. No hay que relajarse. En todo el mundo se está viendo una segunda ola que está golpeando fuertemente», recalcó .

El reporte del ministerio de Salud confirmó el viernes último 169 nuevas muertes de pacientes con coronavirus en las últimas 24 horas, lo que eleva la cifra de víctimas mortales en el país a 41.534. Además se registraron 7.326 contagios diarios, con lo que suman 1.524.372 positivos en el país desde el comienzo de la crisis.

También te puede interesar

Carmen Barbieri, internada con coronavirus

Silvina Irrazabal

Encuesta en Francia: el 56% rechaza vacunarse contra el coronavirus

Ignacio Castellanos

Turismo y coronavirus | Salta sufrirá una fuerte caída del turismo internacional

admin

Alarma en Chile

Ignacio Castellanos

Municipalidad de San Lorenzo, nuevas medidas sanitarias

Ignacio Castellanos

Moderna solicitó autorización en Europa y Canadá de su vacuna para adolescentes

Ignacio Castellanos