Image default
Policiales

Secuestro exprés: hay prófugos

La banda tenía como negocio base la venta de drogas al menudeo. Los dos evadidos de la ley están identificados, les espera 15 años de reja.


Un supuesto caso de secuestro extorsivo prácticamente dilucidado por Gendarmería Nacional en las últimas horas, bajo la supervisión del fiscal federal Eduardo Villalba, dio otro giro a la rosca de delincuentes ayer en horas de la mañana, al realizarse en varios domicilio de Castañares y El Huaico allanamientos en búsqueda de elementos de prueba faltantes y para dar caza a uno o dos implicados que se encuentran en la clandestinidad, aunque ya estarían plenamente identificados.

Fuentes federales revelaron que se halló la tarjeta de débito utilizada en las maniobras extorsivas por lo cual se estableció que el propietario de la misma está plenamente vinculado con la privación ilegítima de la libertad, la extorsión y otros delitos conexos.

Los allanamientos fueron realizados por personal especializado en esos delitos de Gendarmería Nacional con el apoyo de la Infantería de la Policía de la Provincia, que acordonaron las calles donde se allanaron domicilios para impedir la fuga de los sospechosos, algunos de ellos al parecer advertidos ya del cerco de la fuerza federal.

Se supo además que se halló en uno de los domicilios una motocicleta utilizada en el secuestro, un celular clave y una planta de marihuana, que de alguna manera conduce la conducta criminal de la banda de secuestradores hacia la hipótesis del consumo y venta de estupefacientes como actividad primaria.

Se busca, según la fuente, al menos a dos personas. El delito comenzó a gestarse por una estafa entre dealers. Para recuperar el dinero, secuestraron al joven que participó de la triangulación de un kilo de marihuana que resultó ser un kilo de pasto prensado. Es decir para poder recuperar el dinero que habían entregado privaron de su libertad al triangulador del negocio y lo sometieron a castigos para que se les efectivice lo pedido a través de sus familiares.

La noticia del primer secuestro exprés se produjo el miércoles, tras una llamada al teléfono celular de una mujer. Allí se le comunicó que su hijo de 19 años estaba secuestrado y a cambio de su libertad exigían la suma de 12.000 pesos.

Una deuda por drogas abrió el camino de la extorsión para saldar una cuenta y evitar un ajuste más brutal quizá.

Lo cierto es que el negocio frustrado, el secuestro exprés desde que salió de su casa, la participación de Gendarmería y de la Justicia federal dilucidaron el entuerto, que generó en la mañana de ayer un cruce de jurisdicciones al plantear la defensa de los detenidos el apartamiento del fuero federal en la causa. Esto no fue así y la postura del fiscal federal Eduardo Villalba fue sostenida. En la audiencia de imputación, Villalba resaltó el estado incipiente de la investigación, pues «se llevan adelante numerosas diligencias a fin de profundizar el alcance de este delito y la supuesta participación de otros implicados, por lo que el caso debe mantenerse en la órbita federal». En solo tres horas Gendarmería Nacional consiguió rastrear las improntas de la banda y cercar sus movimientos. El joven fue liberado sin que se pagara el rescate pactado tal cual lo propusieron los delincuentes y tras la declaración del secuestrado cayeron dos de los supuestos captores.

Fuente: El Tribuno

También te puede interesar

Nuestra provincia vacunó al 40,59 % de la población mayor de 18 años

Carolina Juarez

Sábado y Domingo vacunación a mayores de 50 años sin turno en Salta

Ignacio Castellanos

Se recibieron en Salta más de 28 mil dosis de la vacuna producida en China

Ignacio Castellanos

La Sinfónica homenajeará a las madres en su día

Silvina Irrazabal

Coronavirus: Desde mañana se analizarán muestras de Covid-19 en Salta

Ignacio Castellanos

Histórico: Es Ley el Mecenazgo Cultural

Silvina Irrazabal