Image default
Ciudad de Salta

Se suma la ayuda para el Plan Unidos

Mujeres Solidarias trabaja en distintos barrios de la zona oeste.

El Plan Unidos del Gobierno de la Ciudad avanza en su semana 13 de funcionamiento repartiendo, en 64 puntos de la capital, más de 40 mil raciones de comida caliente.

En zona oeste, uno de los aliados sociales es el centro vecinal Roberto Romero, dirigido por María Ester Padilla, quien comentó que acondicionaron el espacio para que 15 mujeres de distintos barrios de la zona oeste puedan poner en marcha la tarea social.

“Desde el 9 de abril nos sumamos al Plan Unidos. Es un desafío poder cocinar para la gente todos los días. Las voluntarias que vienen ponen lo mejor de ellas y de forma organizada, lavamos y pelamos las verduras para poner manos a la obra”, contó Padilla.

La subsecretaria de Acción y Gestión Municipal, Daniela Vega, recordó que el Plan Unidos fue creado ante la crisis sanitaria y económica por COVID-19 y señaló que “es emocionante ver el esfuerzo de cada mujer y como se ayudan entre ellas. Son de distintos barrios y todas están unidas, sincronizadas y organizadas tras un mismo objetivo”.

Desde hace 13 semanas, más de 180 familias retiran 230 raciones de comida. Las 15 voluntarias se reúnen a las 3 de la tarde para comenzar a preparar las ollas a fuego de leña y cocinar. Muchas de ellas son residentes de barrios Roberto Romero, Juan Carlos García Basalo, San Silvestre, El Cambio, Bicentenario, Costa Azul, Santa María, Palmeritas y Asunción, entre otros.

Elizabeth Lara, vecina del barrio García Basalo, dijo “vengo como voluntaria porque somos mujeres de todas las zonas. Esta ayuda es muy buena porque no la estamos pasando bien con el Covid-19. Yo no cobro un sueldo, todo lo que hago es de corazón”.

Silvina Ortega, una de las colaboradoras, contó que es una enorme satisfacción ayudar. “Nunca me falto nada y estar aquí es como devolver todo lo que Dios me ha dado en la vida”.

En tanto, Rafaela Piedrabuena, una de las cocineras, aseguró que la zona oeste está más unida que nunca. “Mi granito de arena es para que la gente pueda comer lo que hacemos. Mi objetivo es ayudar, me siento bien cuando veo a los vecinos que se retiran con sus tuppers contentos y nos comentan lo rico que estaba el menú”.

Finalmente, Norma Toledo, explicó que desde el primer momento que la invitaron a participar del Plan Unidos se sumó complacida. “Vengo contenta a cocinar a leña. Yo soy abuela y sé lo que es cuando no hay nada en casa”.

También te puede interesar

Voluntarios colaboran con el Plan Unidos

Federico Anzardi

“Nuestra prioridad es que no les falte comida a los vecinos”

Federico Anzardi

Bettina acompañó el operativo del Plan Unidos

Federico Anzardi