Image default
El Mundo

Preocupación en la ONU por ataques­ a la sociedad civil venezolana­

La Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos manifestó su inquietud debido a los ataques contra organizaciones de la sociedad civil, defensores de los derechos humanos y periodistas en Venezuela.

En el más reciente de los incidentes de este tipo, oficiales de contrainteligencia militar y de la policía regional allanaron el 12 de marzo la ONG Azul Positivo en el estado de Zulia (oeste) deteniendo a seis personas (cinco de ellas siguen en arresto, sin acceso a abogados o familiares).

“Esta es la segunda vez en los últimos dos meses que se ha allanado la oficina de una ONG humanitaria y se ha interrogado a su personal, supuestamente debido a financiación recibida del exterior”, señaló en un comunicado la portavoz de la oficina de la ONU Marta Hurtado.

­Cuatro días antes de este echo, por lo menos tres medios de comunicación fueron objeto de ataques, en los que supuestos funcionarios públicos confiscaron sus equipos, sellaron sus oficinas o intimidaron a su personal.

“Hay informes cada vez más preocupantes de que los periodistas se están autocensurando por miedo”, añadió Hurtado

La portavoz de la oficina dirigida por la alta comisionada Michelle Bachelet agregó que este tipo de ataques van a menudo acompañados de declaraciones de funcionarios públicos que “exhortan a la criminalización de las organizaciones de la sociedad civil y de su personal”, así como de algunos medios. 

Hurtado reclamó a las autoridades venezolanas a que “dejen de acosar a personas por realizar un trabajo legítimo, ya sea en el sector humanitario, de derechos humanos, o en los medios de comunicación”

“Una sociedad civil libre, diversa y activa es crucial para cualquier democracia y debe ser protegida, no estigmatizada o perseguida”, concluyó. 

El miércoles también la organización Human Rights Watch (HRW) arremetió contra los gobiernos de Cuba, Venezuela y Nicaragua al condenar su historial de derechos humanos y acusarlos de contribuir a que 2020 fuera uno de los peores años en las últimas tres décadas en cuanto a la protección de esos derechos.

El director para América de HRW, José Miguel Vivanco, tachó a Venezuela, Cuba y Nicaragua de “dictaduras” que consolidaron su poder en el 2020 y que están “más fuertes que nunca”.

Lo están, dijo, “a pesar de la presión que se ejerce a nivel internacional, a pesar de las denuncias, de la documentación que existe sobre crímenes atroces cometidos por estas tres dictaduras”

Respecto de Venezuela Vivanco dijo que es uno de los “casos más dramáticos” de la región “al eliminar la última reserva democrática del país”, es decir la Asamblea Nacional. 

También te puede interesar

Guaidó pide alzar la voz contra Maduro

Ignacio Castellanos

Tsunami de odio y xenofobia : La ONU denuncia

Ignacio Castellanos

Apoyo de las Naciones Unidas al Consejo Económico y Social propuesto por el Presidente

Ignacio Castellanos

La ONU estima que podrían perderse 195 millones de puestos de trabajo

Ignacio Castellanos

El mundo puede enfrentar el peor deterioro económico en 80 años

Ignacio Castellanos

La ONU cumple 75 años y hace un llamado a la paz global para luchar contra la pandemia

Ignacio Castellanos