Image default
Policiales

Dos jóvenes robaron un auto con un nene adentro

Tras arrojar a la madre al suelo y provocarle fracturas, escaparon en su vehículo con el niño a bordo, a quien tiraron al asfalto a unos 200 metros.

Una mujer y su hijo de 6 años fueron asaltados este jueves por dos delincuentes que los abordaron cuando salían en auto de su casa del barrio San José, del partido bonaerense de Almirante Brown, y que, tras arrojar a la madre al suelo y provocarle fracturas, escaparon en su vehículo con el niño a bordo, a quien tiraron al asfalto a unos 200 metros. Por el hecho, este viernes fueron detenidos dos  jóvenes. Al menos una de esas detenciones fue concretada por la policía bonaerense en la localidad bonaerense de Monte Chingolo, en el partido de Lanús, sur del conurbano.

Voceros policiales indicaron que, en el marco de los operativos, también fue recuperado el automóvil Volkswagen Fox robado a la víctima del asalto.

El hecho ocurrió el jueves, cerca del 16, en la puerta de la casa situada en Jujuy 935, del barrio San José, cuando una mujer sacó del garaje su Volkswagen Fox, en el que estaba su hijo, y bajó a cerrar el portón.

En ese momento, y tal como quedó registrado en las imágenes tomadas por las cámaras de seguridad de la casa, dos delincuentes armados con un cuchillo se aproximaron para robarle y abordaron el vehículo que estaba en marcha.

La mujer, identificada como Claudia Lorena Crespo, que aún estaba en la vereda, intentó evitar que los asaltantes huyeran con su hijo en el rodado y se colgó de puerta mientras éstos intentaban huir, hasta que que finalmente cayó a la calle.

Crespo, quien sufrió una fractura en el brazo izquierdo y varios golpes, corrió a los gritos detrás del auto hasta que encontró al niño, a quien los asaltantes arrojaron al asfalto a unos 200 metros.

“Iba a dejar a mi nene un ratito con mi mamá para poder trabajar. Estaba cerrando el portón y los vi. Lo primero que quise fue sacar a mi nene, quería sacar a mi nene de adentro del auto”, contó esta mañana Crespo en la puerta de su casa, donde ya sufrió otros dos robos, razón por la cual con su marido colgó un cartel que dice: “Esta casa fue robada dos veces. ¡Ya no hay nada!”.

Entre lágrimas y con el brazo izquierdo enyesado, la mujer agregó: “Sentí que se llevaban todo, no me importó el auto, solo quería a mi nene y al ver que se iba y no me lo dejaban me desesperé, no me importó que tengan armas, sentí que me moría porque corrí detrás de ellos y ellos no paraban, grité con todas mis fuerzas para que salieran todos y salieron todos mis vecinos, yo lo único que me acuerdo es que corría por el medio de la calle llamándolo (a su hijo)” y dijo que finalmente a su hijo “lo tiraron” del auto a unos 200 metros.

“Vino corriendo y cuando vi que venía con la boca sangrando… es horrible, es horrible vivir así”, añadió la víctima del asalto, quien aseguró que a su hijo “le costó dormir y estuvo con muchos vómitos de los mismos nervios”.

Ella y su esposo son peluqueros y recién esta semana retomaron su actividad desde el inicio del aislamiento por el coronavirus. Ambos aseguraron a la prensa estar “cansados” de los robos. “Tendríamos que dejar todo e irnos de acá“, dijo la mujer, y su marido agregó: “Hoy tenés que agradecer que no te pegaron un tiro, que no se llevaron al nene, vivimos con miedo”.

Tras la difusión de las imágenes del hecho en las redes sociales, vecinos del barrio dijeron reconocer a los asaltantes. “Salieron hace un mes los dos, tenemos nombre, apellido, todo”, dijo el marido de la mujer asaltada. Ese dato fue corroborado por el ministro de Seguridad de la provincia, Sergio Berni, en la conferencia de prensa que brindó en la puerta de la Estación de Policía Departamental Almirante Brown, ubicada en la calle Roca al 900, de Burzaco, adonde fue para felicitar a los policías que participaron de las detenciones.