Diario Salta
Image default
Sociedad

Coronavirus y violencia: el Estado no puede tomarse cuarentena

El virus obliga a encerrarse, pero los organismos de protección de mujeres e infancia están alertas.

La Casa del Encuentro es la asociación civil que comenzó a hacer las primeras estadísticas de femicidios del país. Fue en 2008. El promedio se había mantenido más o menos estable: un femicidio cada 30 horas. En 2014 fue cada 33, en 2018, cada 32. ¿Qué tuvieron de especiales esos años? Hubo mundiales de fútbol. En 2014 fue en Brasil, y la cantidad de femicidios de julio fue la más baja de los registros: 12 (uno cada 60 horas). Argentina había llegado a la final. En 2018 la suerte fue más esquiva para los argentinos y no llegaron tan lejos. El promedio de femicidios bajó, pero sólo en junio, cuando aún había chances: 18 asesinatos, uno cada 40 horas.

La explicación que dio en aquellos años Ada Rico, de La Casa del Encuentro, es que los varones habían estado muy entretenidos. Será por eso que ahora preocupa tanto la cuarentena obligatoria por el coronavirus. Será por eso que desde el Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad de Nación y de provincia de Buenos Aires reforzaron la línea de ayuda 144 y lanzaron campañas de prevención.

 La pandemia avanza y obliga a encerrarse. Muchas personas en un mismo lugar, angustiadas, nerviosas. Sabemos que el malhumor y la frustración conduce a veces a la violencia, y que se descarga en los más vulnerables, que siempre son los mismos: las mujeres, los niños y niñas, las personas mayores. UNICEF publicó el año pasado el informe “Efectos de la situación económica en los niños, niñas y adolescentes”, donde quedaba claro que a mayor vulneración social, mayor violencia. Si no hay trabajo, si se vive hacinado, es lógico estar nervioso y desesperado. El problema radica en quién se descarga el malhumor. Pero sabemos también que la violencia es transversal a todos los grupos sociales: el poder desmedido, el creerse superior, también genera violencia. Recordemos a los rugbiers de Gesell o al que días atrás golpeó al guardia de su edificio porque no lo dejó salir. Es un momento complejo para toda la sociedad. Pero hay una parte que tiene un riesgo mayor. El Estado, en esto, no debe tomarse cuarentena.

Fuente: Clarín

También te puede interesar

La cifra global de casos de coronavirus supera el millón y medio

Ignacio Castellanos

El uso de barbijo no reemplaza el aislamiento social ni la higiene

Ignacio Castellanos

Seguridad intensifica su trabajo preventivo en la provincia

Ignacio Castellanos

Coronavirus: Los Pericos hacen cuarentena juntos en lo de Juanchi Baleirón

Silvina Irrazabal

Piden declaración jurada a los que salen a trabajar

Ignacio Castellanos

Farmacias aseguran que el abastecimiento de medicamentos “es normal”

Ignacio Castellanos