Image default
El Mundo

Brasil llegó a los 3,27 millones de casos de coronavirus

Brasil alcanzó hoy los 3.275.520 pacientes contagiados por el nuevo coronavirus, mientras el presidente Jair Bolsonaro sigue oponiéndose a las restricciones y confinamientos.

50.644 nuevos infectados con Covid-19 se registraron en las últimas 24 horas , según los datos reportados por los 27 estados. La cifra de muertes trepó a 106.523 con 1.060 registradas en las últimas 24 horas.

A pesar de esta situación, con Brasil como segundo país del mundo en el ranking de la pandemia, Bolsonaro repitió su ataque al aislamiento social y recomendó el consumo de hidroxicloroquina.

Lo afirmó durante una transmisión a través de las redes sociales en la que expresó su indignación por haber sido considerado como un “genocida” por un canal de TV.

A pesar de las desastrosas cifras que arroja la pandemia, inexplicablemente, la tasa de aprobación del mandatario subió al 37%, la mayor desde que asumió el poder, en 2019, según un sondeo publicado hoy.

Así es que un 37% de los brasileños calificó la gestión de Bolsonaro como “óptima o buena”, frente el 32% que opinaba así a fines de junio, según la encuesta, elaborada por el Instituto Datafolha.

Este es el mejor resultado obtenido por el líder ultraderechista en los sondeos de Datafolha desde su llegada a la Presidencia el 1 de enero de 2019. Tal es así que el índice de rechazo cayó a su vez diez puntos, desde el 44% hasta el 34%, mientras que otro 27% considera que la actuación de su Gobierno es “regular”, según la encuesta divulgada por el diario Folha de Sao Paulo.

“¿Verdad, media verdad o fake news? Buenos días a todos”, dijo el jefe de Estado en un mensaje publicado en sus redes sociales junto con una imagen de la portada del diario y el titular: “Bolsonaro tiene aprobación récord, rechazo cae 10 puntos”.

El sondeo se realizó por entrevistas telefónicas a 2.065 personas entre los días 11 y 12 de agosto, y tiene un margen de error de dos puntos porcentuales.

Sin embargo, la gestión de Bolsonaro para hacer frente a la crisis sanitaria, ha estado marcada por la polémica.

El mandatario, uno de los líderes mundiales más negacionistas sobre el peligro del virus que él mismo padeció en julio pasado, ha subestimado la pandemia desde el inicio y desafiado constantemente las medidas de distanciamiento social.

Al frente de la gestión de la pandemia en Brasil está el general del Ejército Eduardo Pazuello, sin experiencia en el área y quien ocupa el cargo de ministro de Salud interino desde mayo, tras las salidas de los médicos Luiz Henrique Mandetta y Nelson Teich por profundas divergencias con Bolsonaro.

Fruto de esa gestión y de otros asuntos relacionados con los derechos humanos ya han llegado a la Cámara de Diputados de Brasil unas 50 solicitudes para la apertura de un juicio político para destituir a Bolsonaro.

No obstante, el jefe de la cámara baja, Rodrigo Maia, dijo que, hasta el momento, no ha visto razones suficientes para iniciar ese proceso.

También te puede interesar

Volvió el fútbol en Brasil con goleada del Flamengo

Silvina Irrazabal

Crece rechazo a Bolsonaro en San Pablo

Ignacio Castellanos

Dramático pedido de salteños varados en Brasil

Carolina Juarez

Bolsonaro anuncia un remedio y “posible cura” de coronavirus

Ignacio Castellanos

Brasil, en un día más muertos del total que hay en la Argentina

Ignacio Castellanos

En plena crisis política, se acelera la pandemia en Brasil

Ignacio Castellanos