Image default
Cultura

Literatura a la moda: los lectores se ponen la camiseta

El hábito hace al monje. Como los hinchas de fútbol o los fans de grupos de música, los lectores también pueden llevar una vestimenta inspirada en la obra de narradores y poetas que más les guste.

Clarice Lispector, Alfonsina Storni, Gabriel García Márquez, Alejandra Pizarnik y las tan fashion hermanas Ocampo tienen ya sus modelos. Dos marcas de ropa a cargo de escritoras y diseñadoras, Silvina Synaj (Buenos Aires, 1972) y Brenda Becette (Campana, 1976), ofrecen un amplio catálogo -no de novelas, poemarios y cuentos- de remeras, vestidos, polleras, medias, buzos, barbijos y tops.

Remeras como banderas

Literalia-Citas para Vestir, un emprendimiento de remeras personalizadas con citas y estampas literarias, nació en 2018. “Soy diseñadora editorial, poeta y una lectora fanática -dice Synaj a LA NACION-. Llevaba años guardando citas que me gustaban en cuadernos varios y papelitos de todo tipo y decidí estamparlas en remeras”. En Literalia, las palabras son las protagonistas del mensaje y la intención de la estampa. Hay colecciones para niños, con frases e imágenes del mundo de Harry Potter, y otras para chicos, jóvenes y adultos, con estampas y frases de Franz Kafka, Charles Bukowski y la siempre moderna Jane Austen.

Los textos también pueden ser elegidos por los lectores. “A estas alturas hay citas elegidas por mí, sugerencias se volvieron populares y estampas personalizadas -cuenta-. El sistema artesanal de estampado permite realizar prendas a pedido: el frente de la remera es un espacio disponible para apropiarse de un discurso, levantar banderas o rescatar citas que adoramos“. Elegantes aforismos de Oscar Wilde, como “experiencia es el nombre que damos a nuestras equivocaciones“, se imprimen a pedido.

Literatura a la moda: los lectores se ponen la camiseta
La literatura te viste: ropa inspirada en obras de narradores y poetas Crédito: Gentileza

La venta online durante los meses de la cuarentena colaboró con el crecimiento del proyecto. “Pero también hay un momento de encuentro, más allá de la virtualidad, cuando la conversación se trata de esa frase que te encantó o de un libro inolvidable -señala la creadora de Literalia-. Y la posibilidad de alianzas y coincidencias con los responsables de otros textos: ferias literarias, editoriales y escritores que suman las remeras como un medio de difusión cultural para promocionar la lectura”. Es el caso del proyecto conjunto con la editorial artesanal de poesía Santos Locos, que motivó la colección “Tapas que son remera”, con portadas de libros. “El pasaje del texto a la estampa tiene algo de fascinante -dice esta egresada del Instituto Vocacional de Arte y la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo (FADU) de la Universidad de Buenos Aires (UBA)-. Cómo esas palabras sacadas de contexto remiten al libro, al poema o al panorama original de la cita”.

Entre las más solicitadas por la clientela, está una estampa de Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carroll, con una frase de la protagonista: “Sabía quién era esta mañana, pero he cambiado varias veces desde entonces”. También las remeras con nombres de escritoras y escritores, e incluso hay modelos con hashtags, como #poesía y frases de la novela Vikinga bonsái, de Ana Ojeda (donde los hashtags son rasgos de estilo). ¿Citas de Clarice Lispector, la escritora brasileña más amada en la Argentina?”Varias”, responde Synaj, que participó con poemas en revistas y antologías de editoriales como Eloísa Cartonera, Clara Beter y De los Cuatro Vientos.

Se pueden hacer pedidos por la página web de Literalia o por Instagram (@literalia_remeras), y elegir el color, informar el talle y optar por la frase o estampa por mail, en las observaciones de la compra o por WhatsApp. Antes de estampar, se envía una muestra.

Literatura a la moda: los lectores se ponen la camiseta

También te puede interesar

Literatura para grandes y chicos en la NUBE CULTURAL

Silvina Irrazabal

Cultura propone liberar literatura en cuarentena

Silvina Irrazabal

El Premio Nobel de Literatura se anuncia el jueves

Silvina Irrazabal