Image default
Sociedad

Güemes: ¿un héroe feminista?

Por Romina Saldeño

Desde niñxs, en Salta, nos enseñaron que Martín Miguel de Güemes fue un revolucionario, uno de esos hombres valientes que lucharon por la independencia de nuestra patria, a quienes hay que seguirle los pasos y mantener vivo su legado. A casi 200 años de su fallecimiento, y 14 años de su reconocimiento nacional como héroe, Güemes representa un personaje icónico de la sociedad salteña para algunos, y uno un poco olvidado para otros.

Cabe preguntarnos ¿Qué podemos encontrar de Güemes en las luchas actuales? ¿Podemos reivindicar a Martín Miguel como feminista?

Voy a empezar por lo último: No, definitivamente no. Sería contrafáctico pensarlo, no lo sabemos y, seguramente, no lo sepamos nunca. Sin embargo hay muchas cosas que sí podemos saber, y que quedaron totalmente relegadas en la historia, como ser el rol de su hermana María Magdalena Dámasa Güemes, más conocida como Macacha, la Madre del Pobrerío; y de las mujeres que hicieron de la independencia, una realidad.

Y acá es donde se empieza a poner interesante: ¿Cuál fue papel de las mujeres de Salta en la lucha por la independencia? ¿Estaban esperando a sus maridos con la cena lista?

El rol de las mujeres en la independencia fue clave desde el primer momento. Macacha es un ejemplo de esto, ya que, junto a su hermano, fueron de lxs primerxs salteñxs en adherir a la causa revolucionaria, y hasta crearon un ejército de gauchos al que llamaron Los Infernales.

Macacha fue la coordinadora tanto de tareas de espionaje, como de jugadas misiones junto con otras mujeres. ¿Que qué hacían? Escondían, en sus polleras, mensajes con información acerca de los españoles, y se los hacían llegar al ejército de gauchos.

Güemes: ¿un héroe feminista?
Macacha Güemes, heroína de la independencia

Mujeres como Celedonia Pacheco de Melo, Juana Torino, María Petrona Arias, Andrea Zenarruza de Uriondo y doña Toribia la Linda, acompañadas en aquellas misiones por mujeres de todas las edades y los sectores sociales, ancianas y niñas, damas criollas, mujeres “libres” de la servidumbre y esclavas. Este ejército contó incluso entre sus filas con la figura de Juana Azurduy, quien se puso a sus órdenes luego del fallecimiento de su esposo, momento en el cual debió refugiarse en Salta.

Todo este proceso estuvo acompañado por una amplia e inteligente red de mujeres espías, que, con audacia e ingenio, no dejaron pasar ni un respiro sin garantizarle la derrota al Ejército Realista.

En 1815, cuando Martín Miguel de Güemes fue nombrado gobernador de Salta por voluntad popular, además de las luchas contra los realistas, se sumaron las disputas con la propia oligarquía salteña que, para sorpresa de nadie, estaba más dispuesta a soportar un acuerdo con las fuerzas reales, que con un gobierno popular.

Relatos de la época, cuentan que Macacha fue una pieza fundamental para la gobernación de su hermano; me atrevería a decir que desempeñó un verdadero rol de jefa de gabinete, además de ser una gran negociadora. Por momentos, llegó a conducir el gobierno provincial, y desarmar operaciones políticas en contra de su hermano. Mientras tanto, Güemes combatía en la Guerra Gaucha.

Güemes: ¿un héroe feminista?
Machaca Güemes, líder y confidente de su hermano Martin Miguel

En 1819, por ejemplo, los opositores de su gobierno organizaron un partido al que llamaron Patria Nueva. Macacha organizó otro, al que llamó Patria Vieja. Fue incluso detenida por esto, y un gran sector del pueblo gaucho se sublevó para obtener tanto su libertad, como la de los demás detenidos por este enfrentamiento, protagonizando de esta manera lo que se conoció como la Revolución de las Mujeres.

Salta fue siempre un lugar de mujeres que luchan y que merecen ser homenajeadas junto con Güemes. Es nuestro deber como sociedad reivindicarlas, ya que sin ellas no podría haber existido nuestra soberanía.

Tal vez nos podemos preguntar ¿Qué dirían lxs hermanxs Güemes al ver que, en su nombre y en el de su ejército, un grupo de varones con privilegios, llaman tradición al conservadurismo en el que las mujeres sólo sirven para procrear? O tal vez, a quienes queremos recuperar una Salta feminista y popular ¿Qué podemos reivindicar desde nuestro lugar su legado y convertir a Salta en una provincia donde el pueblo gobierne y sea escuchado?

También te puede interesar

Museos difunden la Gesta Güemesiana

Silvina Irrazabal

Así serán los actos en honor a Martín Miguel de Güemes

Ignacio Castellanos

Ley Micaela: empleados municipales podrán capacitarse desde sus casas

redaccion4

El Ballet Folklórico estrena «Morir por la Patria», en homenaje a Güemes

Silvina Irrazabal

Homenajes a Macacha y al General Güemes

redaccion4

Buscan a una joven desaparecida en Güemes

Carolina Juarez