Image default
Sociedad

¿Salida masiva de presos? Ni el uno por ciento

El tsunami de excarcelados no llega a olita en Buenos Aires.


Si uno se guía por el lugar que ocupan en la mayoría de los medios, las prisiones domiciliarias a presos a partir de la eclosión del coronavirus deberían ser masivas. Así deben pensar los sectores que en algunos barrios de la ciudad cacerolearon por este tema. Pero por lo menos por ahora, los que se preocupen por conocer las cifras en juego se verían ampliamente desconcertados.

Menos del 1 por ciento de la población carcelaria de la provincia de Buenos Aires recibió el beneficio de prisión domiciliaria ante el riesgo de contagio por el coronavirus, ya que entre el 17 de marzo y el 17 de abril pasado 439 presos salieron de la cárcel por decisión judicial.

Según los datos del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), en el primer mes de aislamiento social y preventivo egresaron de los penales de la provincia un total de 2.244 presos, de los cuales 1.607 fueron por pena cumplida, libertad condicional o libertad asistida, 439 por prisiones domiciliarias originadas por integrar los detenidos el grupo en riesgo de contraer coronavirus y 198 por arrestos domiciliarios que no tienen que ver con la Covid-19.

En el mismo período del año pasado, los presos excarcelados  fueron 1.743, de los cuales 1.713 fueron egresos por pena cumplida y morigeración de la condena (106 más que este año), y 30 por arrestos domiciliarios.

Un vocero del Ministerio de Justicia provincial aseguró que “si se tiene en cuenta que la población carcelaria en la provincia es de casi 50 mil presos, se le concedió la prisión domiciliaria por el coronavirus a menos del 1 por ciento de los detenidos”.

“En países como Francia o como España, la cantidad de excarcelaciones en momentos de pandemia fue de alrededor del 10 por ciento de la población carcelaria, muy por encima de lo que ocurre en la provincia de Buenos Aires”, explicó el vocero.

Días atrás, el ministro de Justicia de la provincia, Julio Alak, había rechazado las versiones sobre la existencia de un plan por parte del gobierno bonaerense para liberar a los presos en medio de la pandemia y advirtió que el Poder Ejecutivo “no puede otorgar prisiones domiciliarias”.

En ese mismo sentido, este jueves, en declaraciones radiales, el procurador de la Suprema Corte bonaerense, Julio Conte Grand, afirmó que en los encuentros que tuvo con Alak desde diciembre pasado “jamás” escuchó “la existencia de un plan de estas características”.

Por otra parte, a los 439 presos que recibieron prisiones domiciliarias otorgadas por la Justicia por formar parte de la población de riesgo ante posibles contagios de coronavirus, hay que sumarle otros 320 casos de egresos producidos en cárceles del Servicio Penitenciario Federal (SPF).

Según se informó en el acta de acuerdo de esta tarde tras la reunión de la mesa de diálogo en la cárcel de Villa Devoto, “el SPF cuenta con 1.280 presos con riesgo de contagio de Covid-19, de los cuales 320 fueron externados al día de la fecha”.

Fuente: Página 12

También te puede interesar

Las cinco claves para la próxima etapa de aislamiento en la Ciudad

Carolina Juarez

Pocos vehículos y gran acatamiento al aislamiento en las áreas urbanas

Ignacio Castellanos

Dieron de alta al primer paciente argentino infectado de coronavirus

admin

Corte Suprema de Buenos Aires suspendió el habeas corpus que permitía liberar presos por covid-19

Ignacio Castellanos

En Buenos Aires apoyan la oferta cultural autogestiva

Silvina Irrazabal

Postergan los 21K y la maratón internacional de Buenos Aires

Silvina Irrazabal