Image default
Provincia de Salta

Primera reunión de mesa paritaria docente

Con docentes y policías afuera, pasó a cuarto intermedio la paritaria. Los Docentes Autoconvocados piden participar de la negociación porque no se sienten representados por los gremios. 

Ayer por la tarde se llevó a cabo la primera reunión de mesa paritaria docente en la provincia de Salta, luego de que Nación acordara una suba del 45,5% en los sueldos. No obstante, el Ministerio de Educación de Salta comunicó que se pasó a un cuarto intermedio para hoy, aunque no precisó el horario ni el lugar.

El encuentro contó con la presencia del ministro de Educación provincialMatías Cánepa, y los sindicatos que se reúnen en la Mesa Intergremial. Pero fuera de la Casa de Gobierno de Salta se manifestaban los Autoconvocados, pidiendo ser convocados a la negociación dado que aseguran que los dirigentes sindicales no los representan. 

El pedido de la docencia se da en la cuarta semana de paro de actividades y en el segundo día que tuvieron que padecer el uso de la fuerza por parte de efectivos de la Policía de Salta, algunos integrantes de la División de Infantería. Como consecuencia de ello, desde el lunes llevan adelante un acampe en las puertas de la Casa de Gobierno, ubicada en el barrio de Grand Bourg.

Ni bien se inició el día de ayer se supo que el gobierno salteño adelantaba la primera reunión de negociación salarial con los gremios docentes, dado que hasta la semana pasada, se insistía en que se iban a reunir el jueves 26. Sin embargo, el gobierno sostuvo su postura de no llamar al sector autoconvocado que, en paralelo, ya había convocado a la docencia a reunirse en las 9 en las inmediaciones de la plaza España, luego de la represión del día anterior. 

El objetivo era reforzar la presencia en el Grand Bourg. La medida funcionó y durante todo el día estuvieron colmadas las calles con docentes que esperaban que fueran las 17 para ver cómo se daba la reunión paritaria. Entre los citados estuvo el Sindicato de Trabajadores de la Educación de la Provincia de Salta (Sitepsa), que acompaña el reclamo docente desde el 1 de agosto. Precisamente, este gremio dio el amparo legal a la docencia para que pueda adherirse al paro.

Su titular, Victoria Cerveray las delegadas departamentales de Autoconvocados, definieron que el gremio se sentaría en la mesa de negociación si el ministro Cánepa aceptaba recibir a las delegadas. Con ese primer acuerdo, Cervera y su equipo se reunieron con el funcionario y le dijeron que «con la gente en la calle y de paro, no se puede avanzar en un arreglo paritario». 

La respuesta del ministro, que hizo su primera aparición desde que se inició el conflicto, fue que la única forma de resolver el problema es mediante el diálogo, pero con la representación gremial. «Entiendo que haya gente que no se sienta representada por los sectores gremiales, pero la única manera que tenemos nosotros de trabajar en una mesa paritaria, es a través de instituciones gremiales», se justificó. 

Y aconsejó a aquellos docentes que no se reconocen en los gremios que «busquen canalizar su representación docente agremiándose», es decir, constituyendo un nuevo espacio. «Es su decisión, pero nosotros en una mesa paritaria tenemos que cumplir la ley y la ley determina eso», subrayó. 

Después de hablar más de 20 minutos con representantes de Sitepsa, el ministro se dirigió a otra ala de la Casa de Gobierno donde estaban los demás gremios. «Vamos a ver si podemos buscar una salida», dijo algo ofuscado y dejando sentados a los sindicalistas, a la secretaria de Gestión Educativa, Roxana Celeste Dib, y al director general de Ejecucion Financiera del Ministerio de Economía de la provinciaLuis San Millán. 

Cervera lamentó que el ministro tenga esa «actitud de tozudez» y de «encaprichamiento» porque refleja que «no trata de destrabar esta problemática que se está dando en la provincia». Consideró que «de forma inmediata» se tiene que destrabar el conflicto porque si no se resuelve, «no hay posibilidad de negociar nada»

Por su parte, la representante de Autoconvocados del departamento de Rosario de Lerma, Julieta Barboza, dijo que pretendían que en la jornada de ayer se diera un punto final al conflicto, pero lamentó que no sucediera así. 

Y aseguró que lo de Cánepa es de «una total inoperancia», no sólo porque no se mostró desde que comenzó el paro, sino porque no asume que existe un conflicto docente. «Esto no es por culpa del docente, sino del gobierno que no quiere destrabar la situación», resaltó señalando que pasarían su segunda noche en el lugar. 

Es una cuestión de dignidad 

Varias docentes decidieron encadenarse y apostarse en la entrada del edificio. Una de las que tomó esa decisión, dijo que el gobernador Gustavo Sáenz las sigue ninguneando y demostrando así el poco valor que le da a la docencia. 

Aseguró que a través de las cadenas buscan que se vea como se sienten. «Encadenadas en nuestra posibilidad de reclamar, encadenadas en nuestra posibilidad de decir basta, encadenadas en nuestra posibilidad de exigir sueldos dignos». 

Sostuvo que es una lucha donde ya no importa el conflicto monetario, sino que «es una lucha por la dignidad», «como trabajadores, pero fundamentalmente como seres humanos». Y acto seguido, expresó que merecen respeto porque de lo contrario, no hay forma de vivir bien. 

Pasadas las 21, integrantes de la División de Infantería se hicieron presentes en las inmediaciones de la Casa de Gobierno. Para ese momento, la docencia había decidido cortar todos los accesos al edificio gubernamental.

En uno de ellos, una maestra se puso delante de una camioneta policial para impedir su paso y fue sacada por la fuerza por varios efectivos, llegando a rodearla mientras estaba en el suelo. El grito del resto de la docencia no se hizo esperar y los policías, todos varones, tuvieron que soltar a la maestra. 

Ya el lunes por la tarde noche, las maestras había decidido realizar una denuncia por violencia institucional ante la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación. Barboza sostuvo que tras reiterados hechos sufridos, de pronto «parece que tenemos un estado represor, además de necio». 

«Sabemos que el gobierno en muchas oportunidades dijo estar en defensa de la mujer y en contra de la violencia de género, pero nosotros vivimos esa violencia», dijo la docente en referencia a los sucesos que se vivieron al inicio de la semana, cuando hubo tiros al aire, patadas y empujones a las maestras. 

Tomará medidas

Por su parte, el secretario general de la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET), Vidal Eloy Alcalá, comunicó que en el encuentro con el ministro de Educación, se avanzó principalmente en la titularización docente. Contó que se emitirá una resolución para avanzar con el proceso y después, un decreto que establezca las titularizaciones anuales, uno de los puntos más requeridos por todo el sector docente. 

En relación a las paritarias, afirmó que se charló sobre el acuerdo nacional y «se planteó que (en Salta) hay que superar ese porcentaje». 

No obstante, siguiendo con una serie de expresiones críticas a la protesta de la docencia, Alcalá denunció que no pudo salir del edificio gubernamental de la misma forma que ingresó porque hubo demoras debido a que «los Autoconvocados cerraron todas las salidas». Señaló que hubo «gente con palos», y que a su parecer, eran personas infiltradas y no parte del sector movilizado. 

El gremialista anunció que tomará medidas legales para el «resguardo de las personas» y de sus bienes, como sus vehículos, a raíz de la actitud violenta que vio. Dijo que las mismas medidas se adoptarán para los maestros que decidieron no hacer paro, con el propósito de darles seguridad. 

De la reunión con Cánepa también participaron la ADP (Asociación Docente Provincial), ATE (Asociación de Trabajadores del Estado), SADOP (Sindicato Argentino de Docentes Particulares), UDA (Unión de Docentes Argentinos) y la UPCN (Unión del Personal Civil de la Nación).

También te puede interesar

Se firmó la paritaria nacional docente

Carolina Juarez

Paritarias docentes: El Gobierno salteño ofreció un 12% de aumento

Carolina Juarez