Image default
Sociedad

Menos gente en las calles salteñas

No hubo aglomeraciones de clientes en los comercios de la capital.

Cada vez hay menos gente en las calles de Salta. Los pedidos de autocuidado están funcionando.
Los grandes comercios de la ciudad de Salta no se vieron afectados por un desborde significativo de clientes, como ya había ocurrido el martes último ante los anuncios de nuevas restricciones.
Más bien se vio una actividad “normal”, de pandemia, en los grandes supermercados y mayoristas de la ciudad.
Las presunciones de aglomeración de clientes eran por el extenso lapso de días que permanecerán cerrados los negocios por una necesidad de bioseguridad ante la escala de la pandemia y como método para prevenir la circulación de personas en tiempos de Milagro.
La resolución N° 51, del Comité Operativo de Emergencia que, desde mañana no abran sus puertas los bancos, ni las empresas de cobranzas de impuestos y servicios.
Los supermercados, ante la posibilidad de masiva concurrencia, apostaron fuerte y pusieron toda la “carne en el asador”. Las ofertas de cortes para asados fueron en las promociones. En algunos comercios promocionaban ofertas de hasta 240 pesos el kilo de costilla, sin embargo no hubo amontonamiento de compradores
Donde sí se vieron las colas fueron en las carnicerías, en su gran mayoría hombres, que se llegaron durante la mañana. En la zona del mercado San Miguel, sólo los vendedores ambulantes, tipo manteros, estaban intentando ver si vendían algo. No había clientes, ni peatones ni nadie. Al no funcionar el mercado se viene abajo la presencia de gente. Tampoco funcionaban las galerías, los locales de tecnología de la Mendoza y ni los carros de los fruteros estaban.
Donde sí hubo nuevamente abarrotamiento de movimiento de personas fue en el marcado Cofruthos donde el tiempo que permanecerá cerrado será extenso. El miércoles recién volverá abrir y eso hizo que los comerciantes y vecinos hayan llegado masivamente.
Sucede que las diferencias de precios que existen entre los puestos del abasto y los comercios de los barrios de la ciudad cada vez son más amplios. Para dar una idea sobre la brecha en el Cofruthos venden 3 lechugas a elección a 50 pesos mientras que en los kioscos una lechuga vale el mismo monto. O los tomates que se consiguen en los puestos a dos kilos por 50 pesos, en los barrios varían entre 60 y 70 pesos.
Es por eso que los vecinos se vuelcan masivamente al mercado de la zona sur a abastecerse para tener para toda una semana.

También te puede interesar

Sahumada que provocó un incendio en pleno centro salteño

Carolina Juarez

Caravana de familiares en apoyo a la fuerza policial

Carolina Juarez

Una mujer falleció en un incendio ocurrido en pleno centro

Carolina Juarez

Plan de limpieza visual del ejecutivo municipal

Carolina Juarez

En caravana por el centro salteño reclaman volver a trabajar

Carolina Juarez