Image default
Policiales

Cuarta audiencia contra el exobispo Zanchetta

Una tercera psicóloga aseguró que los denunciantes no están confabulando y otros miembros de la comunidad religiosa ratificaron que el sacerdote solía visitar las habitaciones de noche.

En la cuarta audiencia del juicio contra el exobispo de Orán, Gustavo Zanchetta, por abuso sexual simple contra dos exseminaristas, los diferentes testimonios profundizaron en otras conductas, como la obsesión que manifestó hacia uno de los jóvenes y las visitas nocturnas en las habitaciones.

Los diferentes testimonios aseguraron que además de tener un grupo de seminaristas favoritos, Zanchetta tenía una “especial obsesión” con uno de ellos. Y que entró en crisis cuando dejó el seminario.  

En audiencias pasadas, diferentes testimonios hicieron hincapié en esta relación. “Los chicos decían que estaba de duelo”, señaló uno de los sacerdotes que denunció ante la Nunciatura al obispo. Mientras que un exseminarista aseveró que Zanchetta le mandaba cartas de amor a su compañero.

“Que H. deje el seminario desató un sinfín de cosas. El obispo me pedía que averiguara qué hacía, qué pensaba mi compañero”, aseguró en la audiencia de hoy uno de los testigos.  

Por su parte, un administrativo del obispado aseguró haber oficiado de cartero: “Fui a llevarle una carta cuando dejó el seminario y él (por el jóven) me dijo que le dijera al obispo que no lo encontré”.

La audiencia de debate pasó a cuarto intermedio hasta este viernes, y retomará la próxima semana, el 3 de marzo, cuando se conocerán los alegatos y la sentencia.

“Crisis de identidad”

Una de las primeras en declarar este jueves fue la perito del poder judicial Rossana Otaiza. La psicóloga analizó a ambos jóvenes y llegó a la misma conclusión que las otras dos peritos, Aguirre y Miguez: los denunciantes son víctimas de abuso sexual y no presentan rasgos de “mendacidad ni confabulación”. Lo que, aseguró, a uno de ellos le generó, entre otras cosas, “una crisis de identidad muy grande”, en relación a su vocación y sus estudios en el seminario.

“Una invitación al sexo oral”

En una de las últimas audiencias orales declararon también otros exseminaristas que sumaron más testimonios contra los supuestos abusos del exobispo. 

El diácono R. aseguró, al igual que otros tres testigos del miércoles, haber visto los abusos contra sus excompañeros de seminario: “Vi sus abrazos desde atrás, que entre bromas apoyaba los genitales”, precisó. 

En cuanto a la segunda denuncia, el joven confirmó que “el obispo metía los dedos en la boca” y que para él, el acto era “una invitación al sexo oral”

El joven diácono, uno de los pocos seminaristas que pudo terminar sus estudios religiosos, definió a Zanchetta como “manipulador”, porque “decía que él nos quería dar el afecto que nunca habíamos tenido en casa”. 

El testigo además aseguró que un día encontró al entonces obispo en su cama: “Estaba durmiendo y cuando me desperté Zanchetta estaba sentado en la punta de la cama y se sonrió”, aseveró.

También te puede interesar

Un hombre recibió cinco años de prisión efectiva por abuso sexual

Carolina Juarez

Condenado por atacar sexual y físicamente a una mujer

Carolina Juarez

El 18 de julio se realizará la audiencia para tratar el aumento del boleto

Carolina Juarez

Dos jugadores de Vélez fueron imputados por abuso sexual

Carolina Juarez

Aclaran que está detenido un hombre acusado de abuso

Carolina Juarez

Acusan a Kevin Spacey de abuso sexual de dos menores

Silvina Irrazabal