Image default
Espectáculos

Reponen la obra «Swift» en la Ventolera

El reconocido actor Rodolfo Pacheco, dirigido por Cecilia Hopkins, subirá a escena este fin de semana.

El próximo viernes y sábado, a las 21 en La Ventolera Espacio de Arte, se repondrá el monólogo «Swift», una versión de la dramaturga Elena Bossi sobre el ensayo satírico «Una modesta proposición», escrito por Jonathan Swift en 1729. Actúa el reconocido actor Rodolfo Pacheco y dirige Cecilia Hopkins. Las entradas se pueden comprar en la boletería de O’Higgins 585, de 10 a 13 y de 17.30 a 20.30, y las reservas se realizan tomando contacto con el (387) 5462203. «Swift» es la segunda obra surgida de la dupla Pacheco-Bossi, que se inició con «Bailemos sobre las cenizas… Hamlet».

«Swift» se basa en el discurso en primera persona que escribió el irlandés Jonathan Swift, reconocido mundialmente por «Los viajes de Gulliver», en 1729. Bossi relató que fue titulado originalmente «Una modesta proposición» para evitar «que los niños pobres de Irlanda sean una carga para sus padres y su país, y para que sean útiles para el público». Y añadió que los especialistas han interpretado este texto como un «grito de angustia de un espíritu humano torturado» y que también lo consideraron «una parodia de un documento político propio de una época en la cual menudeaban «modestas proposiciones’ para contribuir a la modificación de diversos flagelos de índole social». El ensayo propone resolver el problema en Irlanda de campesinos inquilinos que no pueden alimentar a sus hijos porque los propietarios son inflexibles sobre el arriendo.

Después de discutir el problema, se sugiere una solución: los padres deben vender a sus hijos a los terratenientes para que se los coman. Contemporáneos de Swift no entendieron la intención satírica del texto y lo tacharon de «mal gusto».

Mientras que, para Bossi, debajo del discurso de Swift resulta evidente que «si para las políticas mercantilistas las personas representan la mayor fuente de riqueza por su potencial de trabajo es porque cuanto mayor sea la masa de trabajadores los salarios serán más bajos, así como será menor el costo de la producción de toda manufactura. La intención de Swift fue, sin dudas, pronunciarse en contra de estas políticas aunque, astutamente, lo hizo en forma solapada».

Bossi contó que el título del monólogo alude a una doble referencia: las del autor irlandés y Swift Argentina, la empresa frigorífica que inició actividades en 1907 y continúa en actividad hasta hoy, porque quedaba irónico y también se recuperaba la idea del alimento cárnico desarrollado, producido y comercializado.

Para Bossi la crítica mordaz a la sociedad por parte de Swift ya está presente en los «Los viajes de Gulliver», a la que calificó de novela «cruel, irónica y en la que hay una crítica social muy fuerte». Luego acotó que «en este texto podríamos decir que Swift se basa en la crítica a los modos de este capitalismo cruel, que aniquila y ve a las personas como cosas o sujetos de consumo, o en este caso como sujetos a ser consumidos».

Consultada acerca de la actualización que ofició sobre el lenguaje, dijo: «Me interesó modernizarlo, pero también mostrar a este personaje más sensible, que se le va el alma con algo poético mientras está haciendo una propuesta cruel, de manera de intensificar el contraste».